domingo, 1 de mayo de 2016

El Oro que no se extravio

Estuve visitando el Museo del Oro en estos días de lluvia en Bogotá, he ido en algunas ocasiones pero cada vez aprecio cosas diferentes en este espacio de aprendizaje y encuentro con nuestra cultura. 

Quienes tenían acceso a este museo en sus inicios eran las personas ilustres de la alta sociedad de la época hoy por fortuna todas las personas tenemos acceso a este lugar del Banco de la República diseñado en los años 60 al frente del parque Santander y de la Iglesia de San Francisco en el centro de Bogotá.

Las salas nos presentan las diferentes piezas de orfebrería, alfarería como también objetos en conchas, textiles entre otros de las culturas indígenas del territorio Colombiano, evidencian un  desarrollo y la concepción que tenían con lo espiritual.

La primera pieza que tuvo el museo era el Poporo Quimbaya que los indígenas utilizaron para el mambeo de las hojas de coca durante sus ceremonias religiosas este ejemplar fue elaborado en el año 301 a.C. El Museo del Oro recupera este objeto para la preservación del patrimonio culturar que anteriormente no tenía el control suficiente que actualmente tiene para recuperar este legado.

Otra de las piezas que siempre me ha llamado la atención es la balsa Muisca que tiene toda una simbología del heredero al cacicazgo haciendo alusión a la leyenda del Dorando donde su comunidad lanzaba objetos de oro y esmeraldas para rendirle culto a sus dioses, dicha pieza data aproximadamente del 600 – 1600 d.C. Existía otra balsa Música hallada en las lagunas de Siecha, fue llamada la balsa de Siecha encontrada en 1856, la cual era de propiedad de un coleccionista alemán Salomón Koppel que la vendió al Museo Real de Berlín por ese entonces no existía ninguna legislación Colombiana que protegiera su patrimonio histórico por ese entonces la pieza salió del País y al llegar al puerto de Bremen desaparece la Balsa de Siecha en un incendio.

Imagen de la Balsa de Siecha que se destruyó en un incendio al llegar al puerto de Bremen.

Hoy en día diferentes piezas de nuestra cultura emigraron del País y están exhibidas en otros Museos y esperan ser repatriadas por medio de la Unesco; como por ejemplo el tesoro Quimbaya 123 piezas de Oro y algunas piezas de cercanía que un Presidente de turno le regalo a la Reina Española. Cuando pienso en lo anteriormente citado me imagino la gran cantidad de oro saqueado en galeones sin tener en cuenta la representatividad de las piezas históricas con una ruptura de culturas que se presentó en la imposición de otras creencias. 

Son tantas las historias que albergan este tipo de piezas que un recorrido no es suficiente para seguir regresando y reencontrarnos con nuestras raíces que se complementan con las diferentes culturas que rodean nuestro continente. Es frecuente ver como gente de diferentes países o ciudades del territorio Colombiano para apreciar el Oro que no se extravió.


Hoy primero de Mayo día internacional del trabajo albergo la esperanza de encontrar el trabajo que espero por el momento sigo estudiando y terminando la especialización en Gerencia Social que comentaré en mi próximo post la experiencia que he tenido con este objetivo que tengo.  

Aquí las diferentes piezas del  Museo del Oro que pude apreciar en esta visita 

martes, 12 de enero de 2016

Termales

Foto tomada en los termales de Macheta

El entorno de este tipo de lugares rodeados de naturaleza, es necesario para salir de la rutina. El color verde de las plantas genera una sensación de tranquilidad y paz. Respirar el aire alejado de la ciudad y disfrutar del agua caliente de las aguas termales es algo agradable sobre todo un baño turco con intervalos de agua fría para relajar los músculos o lodoterapia y también masajes.

Las aguas termales son agradables sobre todo en temporada baja donde pocas personas frecuentan este tipo de lugares. Es realmente tedioso salir del estrés de la ciudad para encontrar malestar con gente encima de todos. Entre los termales cercanos a Bogotá que conozco podrá citar los de Tabio, Macheta y Paipa. Recomendaría los de Paipa en Boyacá son los mejores en cuanto a calidad.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Exposición Geometría vibrante



La exposición se tituló Geometría vibrante, se exhibió desde diciembre de 2015 hasta de febrero de 2016. En el marco del programa de homenajes nacionales del Museo Nacional de Colombia.


60 pinturas y grabados del artista vallecaucano. La estuve apreciando antes de terminar el año 2015. Me encanto la gran cantidad de colores y detalles por medio de la geometría del maestro Omar Rayo expuesta en el Museo Nacional de Bogotá. Un plan para descubrir el arte y conocer un poco más de nuestros artistas.



domingo, 28 de julio de 2013

Llegando a la Meta en la media maratón de Bogotá 2013, 10K




El día 11 de Julio de 2013, en un concurso que otorgaba un Kit para la Media Maratón de Bogotá 2013 que estaba realizando el periódico El Tiempo, en su pagina de Facebook con unas preguntas muy sencillas quede como uno de bastantes ganadores para correr en la media maratón en un correo me daban la opción para competir por 21K pero al reclamar el Kit el día viernes 26 de Julio en las instalaciones del tiempo me dieron un kit para 10K, no había lió, la verdad hace años que no hacia esta clase de deporte Running.

No iba a competir contra otros y otras para conseguir romper un récord, realmente quería participar e intentar competir contra mi mismo. Y sin ninguna preparación opte por participar en dicho espacio mentalizado en poder llegar a la meta en cualquier tiempo. Lo importante era hacer ejercicio, limpiar el alma y la mente de la mala vibra; retomar un buen habito que es la actividad física. El kit que recibí puedo decir que me gusto mucho la camiseta patrocinada por la marca adidas, con el color distintivo de Colombia. lo que había de mecato en la bolsa del kit se me desapareció el mismo día ya que me comí la chocolatina, un paquete de snaks,  Kola granulada, chiclets, y una pasta que no he utilizado.

El dia sábado antesala de la media maratón  estuve en la biblioteca y pase por la tarde a la oficina, organizando algunas cosas de la especialización que estoy realizando. Por la noche decidí ir a ver una película hace rato no iba a cine, estuve en el Cine Colombia del portal 80; viendo "Wolverine: Inmortal" muy buena y hasta recomendada para repetir, remate comiendo uno de mis platos favoritos, comida mexicana. 

Llego el domingo 28 de Julio de 2013 tenia que estar muy temprano en el Parque Simón Bolívar ya que la carrera de 10K iniciaba a las 10:30 am debía estar antes, yo con la bendita maña de llegar tarde por demorarme un poquito mas haciendo locha pues salí tarde, no sin antes haber desayunado y tener energías para lo que se venia una dura actividad física  pero comí algo ligero; una arepa con chocolate y me fui tratando de llegar. Al llegar voy viendo bastantes participantes todos acercándose a la plaza de eventos del parque luego poco a poco me fui acercando donde había mas gente para dar inicio a la competición, sin un calentamiento previo, me voy acercando a la linea de partida a mi alrededor muchas personas, de diferentes edades de diferentes lugares del país y extranjeros y aun con discapacidades sin importar condición se dieron cita con el deporte en Bogotá. Y empece mal ya que mi celular se me bloqueo y quería arrancar con una interesante aplicación en el momento de partida, la aplicación se llama ENDOMONDO ya que esta me permite conocer tiempo, distancia, calorías que gaste, pero comenzó a funcionar antes del primer kilómetro. La gente iba motivada en su cuento por lo general era un trote de fondo no era una carrera rápida sino mas bien de preparación y de mentalidad positiva. Y poco a poco fui a paso suave prologando mas o menos por kilometro de 7 min pero al llegar al 5K comence a aumentar los tiempos ya que mi rodilla se afecto me dolia mucho no podia subir los puentes y me vi en la tarea de caminar rapido y alternando un leve trote mi meta era llegar al punto final, y asi fue tarde Una hora y media pasada, con los 10K pude llegar, aunque el relog marco 1 hora y cuarenta y un minutos, puedo darme por satisfecho al llegar a la meta que me habia trasado, curiosamente me dieron una medalla al llegar como a la gran mayoría de participantes alusiva a esta media maratón de Bogotá 2013. 


Lo bueno: 
  • Retomar actividad física,  luego de varios años de sedentarismo por la excusa del trabajo.
  • Desestresarme quitarme esa mala vibra que tenia luego de meses por cosas que me habían pasado. 
  • Me rete a mi mismo y esto ayuda mucho a la salud, la actividad física. 
  • El día fue muy bueno, el clima fue propicio para la actividad. 
  • Conseguí un buen habito: Running , anteriormente y escasamente montaba en bicicleta.
  • la medallita del recuerdo y la camiseta super chevere
Lo malo:
  • No haber calentando al inicio, fue algo negativo este fue el factor para que mi rodilla me comenzara a doler en gran manera.
  • Mis converse ya están muy viejos, lastimosamente y me generaron una ampolla en el dedo gordo del pie.
  • Me costaba concentrarme estaba muy disperso en la otra gente
  • No tener un ritmo físico, aunque no sentí ahogamiento
  • Poca gente animaba la competición  estaban en otro cuento tal ves mirando a las participantes que sin duda eran lindas pero hizo falta barra de los espectadores
  • Lastimosamente entre la gente no faltaban los ladrones que estaban a la espera de quien robar en la competición





En síntesis me sentí bien, fue algo que hace bastante tiempo no hacia y que sin duda alguna seguiré realizando para cultivar el buen habito del deporte, tener el cuenta el pre calentamiento y el post calentamiento, ahora estoy con una venda en la rodilla luego de hielo y un masaje ya me recuperare, la hidratación fue clave. En fin valió la pena ir y salir del encierro de mis fines de semana por algo tan saludable y placentero como salir a correr. 

Mi próximo compromiso es entrenar para los 10K de la carrera de Unicef en noviembre de este año, es clave dicha inscripción y correr por una buena causa. 

viernes, 21 de junio de 2013

Te invito a LEER


Foto tomada en la sala Gabriel García Márquez, Museo del Caribe 

Escribir sin duda alguna es un arte que requiere de un elemento fundamental; la lectura. Sin duda alguna para iniciar a escribir es esencial algo que hoy en día se ha venido perdido.

La construcción de un párrafo requiere la elección de palabras y letras precisas contundentes para crear diferentes escenarios. Para algunas personas puede ser una terapia para otras una necesidad.

Leer y escribir es el conjunto perfecto para iniciar a crear. Que esto sea una invitación para promover la lectura para quienes quiere escribir es necesario leer. Que no nos metan cuento!, No nos dejemos engañar y que cada publicación de aquí sea una obra de arte.